Blog

2303-KOP-nota-Entablonado-de-pino

¿Cómo conseguir diferentes texturas en una obra de hormigón visto?

Una técnica muy utilizada para sumar valor estético a las obras tanto en exteriores como en interiores es el hormigón visto o arquitectónico.

De esta manera, el hormigón visto no solo se presenta como un elemento estructural, sino como recurso para sumar diseño a la obra, principalmente interviniendo su textura. Para conseguir diferentes texturas en este acabado cementicio se pueden emplear distintos tipos de encofrados, entre los que se encuentran principalmente encofrados de madera, metálicos o sintéticos.

Encofrados de madera

Los encofrados de madera son versátiles, fáciles de trabajar y económicos, tanto si se emplean tablas individuales o tableros contrachapados.

En lo que respecta a las tablas de madera para encofrado, las especies más usadas son variedades de pino (saligna, elliotis y paraná, entre otras), que pueden utilizarse en bruto o cepilladas.

Una de las ventajas del empleo de madera para texturizar el hormigón visto es que permiten transferir el veteado y los nudos originales a este material durante su fraguado.

Se recomienda utilizar maderas secas, ya que la madera verde se deforma fácilmente. Asimismo, es conveniente aplicar un desmoldante adecuado para evitar que el hormigón se adhiera a la madera.

Por su parte, el uso de tableros de contrachapado y paneles fenólicos son ideales para encofrados que requieran un acabado de alta calidad, liso, uniforme y sin patrones. Además, los fenólicos plastificados son muy resistentes a la humedad y a los productos químicos del hormigón. Son fáciles de limpiar y pueden ser reutilizados.

En Kopruch contamos una gran variedad de opciones y materiales de alta calidad para imprimir texturas al hormigón visto: fenólicos film de Río Claro, fenólicos Grandis del Grupo Tapebicuá y entablonados de pino. Para recibir asesoramiento podés comunicarte con nosotros haciendo clic acá

Encofrados metálicos y sintéticos

Los encofrados metálicos suelen ser usados mayormente en construcciones industriales debido a que se pueden montar fácilmente en obra y no generan desperdicios.

La gran ventaja es que la superficie aportada al hormigón reproduce el aspecto liso y brillante del acero, pero, por el contrario, es importante tratarlo para evitar su oxidación.

Por su parte, los encofrados sintéticos o de plástico también se utilizan en construcciones residenciales y comerciales por sus acabados suaves y estéticos. 

Como se mencionó anteriormente, cada tipo de encofrado presenta diferentes ventajas a la hora de moldear y texturizar el hormigón, pero los encofrados de madera siguen siendo la opción más escogida en la construcción tradicional.

¡Estamos online!
WhatsApp

¡Nueva línea de WhatsApp!

Atención especial para compras mayoristas.